Se trabaja con microdermoabración con punta de diamante alternando con láser y productos con principios activos indicados para el tratamiento.

Los principios activos que utilizamos para este tratamiento logran la degradación de las manchas ya existentes consiguiendo su desaparición progresiva y previenen su reaparición.

Se recomienda el uso de crema despigmentante en domicilio.