Láser para todo tipo de pieles 

El Láser Diodo está diseñado para la reducción del vello mediante la emisión de luz que es absorbida por el pigmento en el pelo (melanina). Si la piel circundante es más ligera que el color del pelo, la energía del láser se concentra en el eje del pelo, así la destruye sin afectar la piel. La depilación con láser consiste en insertar un pequeño láser en cada folículo piloso y, básicamente quemar el folículo piloso sin posibilidad de reparación. Como resultado de este daño auto-inducido, Es una depilación duradera dependiendo de los cambios hormonales endógenos o exógenos, de la edad de la persona del tipo de color y grosor del pelo y del fototipo de piel.

La extensión en el tiempo del tratamiento se debe a que cada pelo debe pasar por las tres fases de crecimiento que pueden llevar entre dos  y tres años. Por lo cual el mismo comienza siendo una vez cada dos meses durante las primeras sesiones, luego cada tres y así sucesivamente se va prolongando hasta ser una cada 6 meses  y posteriormente un repaso anual.

A TENER EN CUENTA PARA REALIZARSE EL TRATAMIENTO

No tomar el Sol ni hacerse rayos uva  48 a 72 horas previos al tratamiento ni después de él.

Utilizar 48 horas antes y después protección solar alta y aloe vera para preparar la piel para el tratamiento y cuidarlo después de el.